El Grupo Alonso participa en la última conferencia de FERRMED en Marsella de la mano de su Plan Logístico Global

Una representación del Grupo Alonso ha participado en la última conferencia organizada por FERRMED, que ha tenido lugar en Marsella. En ella se ha debatido sobre el estado del gran eje ferroviario Mar del Norte – Mediterráneo y su importancia para lograr una adecuada vertebración de todo el territorio europeo. El Plan Logístico Global del Grupo Alonso, se encuadra una vez más como una de las piezas clave para convertirse en puerta de entrada al sur de Europa a través del ferrocarril.
El Grupo Alonso, a través de su Plan Logístico Global, lleva varios años apostando por el ferrocarril como piedra angular de una nueva concepción de la logística. Su objetivo es conectar por ferrocarril los principales centros neurálgicos de tráfico marítimo de mercancías en nuestro país, migrando paulatinamente el transporte de mercancías por carretera hacia la red ferroviaria y utilizando para el transporte de última milla camiones impulsados por gas.

Este ejemplo de intermodalidad, único en la península ibérica, aporta grandes avances a la hora de vertebrar el espacio comercial de la Unión Europea a través de una red de transportes sólida, estable y eficiente. Este ha sido uno de los motivos para que el proyecto haya sido cofinanciado por la Unión Europea a través de su mecanismo “Conectar Europa”.

La conexión entre el Mar del Norte y el Mediterráneo a debate

La ciudad francesa de Marsella ha sido la encargada de albergar una jornada de trabajo organizada por FERRMED bajo el título “Desarrollo de las infraestructuras y ofertas ferroviarias sobre el corredor Mar del norte – Mediterráneo”. En ella, a través de diferentes sesiones se ha puesto en relieve la vital importancia de este eje estratégico en su tramo continental, que se extiende desde Escandinavia hasta el estrecho de Gibraltar.

El objetivo principal de esta conferencia ha sido el de poner sobre la mesa los desafíos a los que se enfrenta la gestión del tráfico en una zona como esta, con un hinterland altamente urbanizado y con una importante actividad económica. Además, la gran cantidad de flujos comerciales que generan los puertos de la península Ibérica hacen necesarias determinadas mejoras en las infraestructuras que permitan apostar por la intermodalidad.

La puerta sur de acceso a Europa

El tramo continental del Corredor Mar del Norte-Mediterráneo corresponde a la parte central del “Gran Eje Ferroviario” propuesto por FERRMED. Este eje estratégico une, a través de su tronco principal y sus ramales conectados, los frentes marítimos Norte y Sur, así como las regiones industriales y logísticas más importantes de Europa.

Debido a sus conexiones con el Mediterráneo, este corredor ofrece una gran oportunidad para configurarse como la puerta sur de acceso a Europa al poder combinar a la perfección transporte terrestre y marítimo. Sin embargo, primero es necesario hacer frente a una serie de trabas como la falta de suficientes tramos en ancho de vía europeo en parte de las líneas del corredor mediterráneo español.

En este sentido el Plan Logístico Global del Grupo Alonso, se desmarca como una solución eficaz para eliminar estos cuellos de botella ya que apuesta por una concepción de la logística en la que la integración de sus diferentes plataformas de comercio marítimo a través del ferrocarril permitirán optimizar el tráfico ferroviario consiguiendo un servicio eficiente, seguro y con alta regularidad.

Un claro ejemplo de ello es la plataforma intermodal polivalente (BTIP) que el Grupo Alonso ha desarrollado en Barcelona. Esta instalación, se ha convertido en el primer hub logístico operativo en el tramo español del Corredor Mediterráneo que puede absorber circulaciones ferroviarias entre España y el resto de Europa, así como hacia el interior de la Península, sin necesidad de realizar un cambio en la frontera.