La terminal de Barcelona Can Tunis de Grupo Alonso acoge la primera autopista ferroviaria de España

Esta semana se ha inaugurado una nueva línea ferroviaria operada por VIIA, que une la terminal de Setemar ubicada en Can Tunis (Barcelona), empresa integrada en el Grupo Alonso, con la terminal intermodal de Bettembourg en Luxemburgo. Esta solución intermodal, única en nuestro país, carga semirremolques P400 sobre un tren convirtiéndose de este modo en la primera autopista ferroviaria de España.

La primera autopista ferroviaria que atraviesa territorio español ya es una realidad. VIIA, el operador de autopistas ferroviarias del grupo SNFC, ha confiado en la Terminal Can Tunis de Setemar para poner en marcha la nueva línea ferroviaria Barcelona-Bettembourg (Luxemburgo), destinada al transporte de semirremolques no acompañados.

El servicio, que ya se encuentra totalmente operativo, ofrece cinco idas y vueltas a la semana entre Barcelona y Bettembourg cubriendo 1.219 km íntegramente ferroviarios. Este servicio tiene una duración aproximada de 22 horas de tránsito y está previsto que amplíe su frecuencia a seis salidas semanales (ida y vuelta) a partir del mes de abril.

Un ejemplo de intermodalidad único en la Península Ibérica

El sistema de transporte intermodal que utiliza la nueva autopista ferroviaria Barcelona – Bettembourg está diseñado para el traslado de semirremolques P400 y contenedores sobre un convoy ferroviario sin acompañamiento ni de conductores ni de cabezas tractoras. De este modo se consigue conjugar la versatilidad del transporte por carretera con la eficiencia y la seguridad del ferrocarril.

Además de un alto grado de puntualidad y regularidad, al tener las salidas y llegadas programadas con antelación, la gran ventaja que aporta el uso de esta autopista ferroviaria para el transporte de mercancías se encuentra en el plano medioambiental. El uso de esta nueva línea, ahorra aproximadamente una tonelada de CO2 por remolque y trayecto respecto al mismo realizado por carretera. Una cantidad que implica la emisión de 23.070 toneladas menos de CO2 al año, además de evitar la circulación de 22.090 camiones que se transferirán de la carretera hacia el ferrocarril.

En este sentido, la Terminal de Setemar Can Tunis de Grupo Alonso es la primera terminal logística española en acoger una autopista ferroviaria y continúa afianzándose como el primer hub logístico operativo del Corredor Mediterráneo con conexión directa en ancho UIC entre la Península Ibérica y el resto de Europa.

El Plan Logístico Global de Grupo Alonso

La puesta en marcha de este nuevo servicio ferroviario se enmarca dentro de los objetivos del Plan Logístico Global desarrollado por el Grupo Alonso. Este proyecto, que ha sido cofinanciado por la Unión Europea a través del Mecanismo Conectar Europa, basa su estrategia en conectar a la red ferroviaria las diferentes plataformas logísticas con las que cuenta el Grupo Alonso, repartidas por los principales centros neuralgicos del tráfico de mercancías.

De esta manera se busca conseguir a medio-largo plazo un sistema integral de logística que permita ofrecer un servicio flexible, seguro, económico y de una alta eficacia, bajo la premisa de ofrecer a sus usuarios y stakeholders el mayor número posible de kilómetros libres de CO2. Todo ello unido a una gestión medioambientalmente responsable de la logística de última milla que apuesta por el uso de vehículos con bajas emisiones.